Tecnología y Aceptación

   <<<

Dario Sacco. 2002

 

El desarrollo tecnológico tiene un impacto positivo en las distintas formas de arte. Permite constantemente la creación de nuevos espacios para la expresión artística, y posibilita la ruptura y renovación de los diferentes lenguajes creativos.

 

"Toda la historia de la música occidental es un conflicto entre los innovadores y los conservadores, entre los que trataban de ir mas allá de lo que ya se había logrado y los que se oponían a cualquier violación de las normas establecidas en su tiempo. Es posible que en los años venideros este conflicto adopte una forma diferente, la de una tensión entre los que solo se interesen por la dimensión personal y estética de la música y los que piensen en ella con un criterio utilitario y terapéutico. Lo cual respondería perfectamente a las tensiones más amplias a que están sujetas en este momento las sociedades modernas".

Peter Lengyel. "El correo" (UNESCO 1962)

Quisiera comenzar este análisis haciendo una suerte de reemplazo de frases, en primer lugar donde se lee en la cita anterior: "Toda la historia de la música occidental" puede ser reemplazado por "toda la historia del arte en general", pues estos conflictos entre innovadores y detractores tiene implícito que no solo por cuestiones estéticas se producen, sino por como la inclusión de nuevos medios a través del tiempo varían y modifican las formas de producción artística y consecuentemente a estas estéticas presentes en las distintas épocas de la historia.

En segundo lugar, porque las tensiones a las que se refiere Lengyel, efectivamente responden a las características y a los procesos cíclicos de la sociedad en donde una nueva tecnología irrumpe y se instala. Esto es así pues el arte en general muestra lo que todavía no es, lo que vendrá, produciendo por consiguiente un contraste con lo existente y un rechazo tajante (en el mejor de los casos), cuando no una indiferencia total hacia lo nuevo por parte de lo pre-existente. Un ejemplo interesante de estas tensiones y la negación al uso de nuevas posibilidades la encontramos ya en el siglo 15 con la prohibición explicita del uso de los intervalos de cuarta disminuida en la ejecución de música sacra. Ejemplos como este abundan a lo largo de la historia confirmando el trabajo cíclico de rechazo y aceptación de técnicas y recursos estéticos que se dan en el largo camino de la creación.

Comparativamente, en nuestros días sería impensable cualquier tipo de prohibición al uso de armonías disonantes (músicos académicos "clásicos" como el cubano Leo Brawer se valen de este recurso excelentemente), o a la inclusión de medios eléctricos y/o electrónicos para la creación musical. De todas maneras esto último posee detractores también, pues en todas las épocas, luego de que un recurso estético es aceptado, y a pesar de estar en apariencia consolidado, perduran sectores en donde estas ideas de incorporación nunca terminan de cuajar por completo. Algunos músicos populares que se sintieron afectados en algunas épocas por la inclusión de "demasiada" tecnología en las composiciones que atañen a su genero, junto con la imposibilidad y/o necesidad de encontrar definiciones que incluyan combinaciones de formas nuevas y antiguas, generan conflictos conceptuales en donde los casos mas interesantes se llegan a plasmar hasta dentro mismo de sus propias producciones.

Con respecto a esto último, estimo que muchas veces ante la imposibilidad de denominación con respecto a la fusión de distintos estilos, nos encontramos siempre con el camino hacia una renovación o variación de un lenguaje. Sin ser extremos, son interesantes al respecto los casos que siguen:

En teatro: La Fura dels Baus en España, De la Guarda y TSO (Teatro Sanitario de Operaciones) en Argentina.

En la plástica: cuadros generados por ordenador, sin interpelar el concepto pictórico de antaño.

En la opera: musicales con composiciones pregrabadas y video proyecciones. (es significativo el trabajo de Cibrian-Mahler y los musicales como "Drácula" y otros )

En el cine: films que incorporan actores generados totalmente por computadora en sus producciones(Final Fantasy).

En los conciertos: bandas de rock que ejecutan su música en vivo, pero en el escenario en lugar de estar los protagonistas se proyectan sus caricaturas virtuales.(la banda inglesa "Gorilaz" es un ejemplo de ello)

Podría seguir citando ejemplos de la cultura en distintos lugares que confirmarían el carácter vivo y dinámico del proceso creativo, por otro lado si agregamos además combinaciones, no solo de estéticas y técnicas ya exploradas junto con otras nuevas menos conocidas, sino de dos o mas procesos todavía inexplorados y desconocidos, (por ejemplo composición colectiva + espacio virtual), el panorama artístico se hace mas complejo a la vez que más rico e inquietante.

Lejos de considerar la descripción anterior como algo conflictivo en cuanto a determinadas problemáticas para el desarrollo artístico y evolutivo del hombre, pienso en estas características como algo positivo en el transcurso de las distintas épocas; Esto otorga un carácter no lineal a los procesos de aceptación-rechazo del material creativo. Como en todo proceso, no podemos tomar el reemplazo directo de un factor por otro, por el solo hecho de contar ahora con el segundo. De la misma manera no podemos analizar estos cambios como el simple reemplazo de una técnica artística por otra, ni de una forma de arte por otra, ni siquiera la mera utilización de un elemento tecnológico por otro. Debemos considerar entonces, un conjunto muy amplio y abarcativo de factores, por los cuales una nueva técnica artística se impone o se combina con otra/s para dar lugar a nuevas expresiones.

Como primera medida para abordar esta fenomenología es necesario situarnos en algún lugar en tiempo y espacio, para luego observar los acontecimientos culturales y tecnológicos, saber como actúan e interaccionan con la vida del hombre, y como esto puede servir de indicio para trazar un paralelo con respecto a otras épocas. Intentaré pararme entonces, en el denominado mundo contemporáneo, más precisamente en los últimos 60 años. En este período se puede observar, como nunca antes, el auge monumental de las comunicaciones, los procesos regidos por la denominada era de las TIC (tecnologías de la información y comunicación)y el desarrollo acelerado de elementos tecnológicos provenientes de los distintos campos de la actividad del hombre. Varios de estos elementos, en principio ajenos a toda expresión artística, son tomados por muchos creadores, que los incorporan rápidamente y abren la puerta para la acción de nuevos lenguajes. De esta manera vemos como se expande el horizonte y sin descartarse (totalmente) lo que pertenece como expresión artística y cultural de otra época, se rompen y se incorporan continuamente herramientas que amplían el panorama para la creación.

"El ojo de una época es la mente de una época: ¡Dime como ves y te diré que piensas! Los cambios perceptivos se ven multiplicados por el condicionamiento al que nos somete nuestro horizonte tecnológico, y por la metamorfosis de los medios de representación que conforman nuestra historia perceptiva. En la edad moderna, tres macro innovaciones: La perspectiva / La cámara fotográfica / El cine, han hecho proliferar los puntos de vista a partir de los cuales construimos nuestros mundos compartidos. Pero los procesos humanos nunca son lineales. Nos movemos simultáneamente hacia el pasado y futuro. Se trata de una progresión orgánica, como el crecimiento de un árbol. Un árbol no crece de abajo hacia arriba haciéndose mas alto, se expande desde el centro concéntricamente. Lo mismo ha sucedido con la incorporación tecnológica en el gabinete del artista".

Alejandro Piscitelli. "Ciberculturas"

Un ejemplo de desarrollo tecnológico muy significativo en nuestra época, y que apoya esta idea de incorporación de los progresos técnicos para crear un nuevo lenguaje artístico, es la irrupción de los ordenadores (computadoras personales) y la posibilidad de realizar procesos y cálculos a velocidades nunca imaginadas. Junto con esto y como refuerzo de este cambio surge la idea de la interconexión mundial entre estas maquinas dando lugar a lo que hoy conocemos como INTERNET. Recordemos que en su fase primera, la Red no fue concebida para el intercambio de correo "amoroso" entre distintas partes del globo, ni mucho menos para la difusión y/o creación de cualquier forma o manifestación artística. Creada en 1969 como proyecto de la Agencia de Investigación de Defensa Avanzada de los Estados Unidos, para la interconexión entre científicos e investigadores militares en lugares apartados, (1969-DARPANET, 1972-ARPANET, 1984-NSFNET, 1990-INTERNET), la red se encuentra hoy, 33 años después, muy lejos de aquella idea planteada en el principio. Observando hoy en día los distintos lenguajes artísticos creados a partir de Internet, podemos tomarla como indicio de la dinámica de los cambios y el nivel de incorporación en espacios totalmente dispares, que el hombre logra imprimirle a los avances que él mismo genera.

Voy a describir a continuación algunos ejemplos del alcance logrado en materia de lenguajes artísticos a partir del desarrollo específico de una nueva forma de comunicación basada en tecnología, como es Internet y por ende del uso de ordenadores. Cabe destacar aquí que ninguna de las obras descriptas a continuación hubiesen podido ser concebidas sin la previa incorporación de la tecnología en la vida de los artistas, o mejor dicho, el lenguaje creado está relacionado íntimamente y es inseparable de la materia prima de las que se nutren estas creaciones: la Red.

  • "Bodies Incorporated" Es una obra que reflexiona sobre la creación de cuerpos en Internet, cuerpos hechos en serie, que no poseen infancia y que nacen y mueren en el espacio virtual dentro de la red. El titulo es un juego de palabras entre "corporación" en el sentido empresarial del termino y "corporal" relativo al cuerpo. En la obra se invita a los ¿usuarios-artistas? conectados, a construir un cuerpo virtual con distintas partes y características, las mismas pueden ser: edades, tamaño, sexo, colores y texturas. A este "ser" creado se le puede atribuir ahora una voz para comunicarse, un nombre, una fecha de nacimiento-creación, además de instrucciones para su manejo. Dentro de la obra existen zonas donde habitan estos cuerpos y que se denominan de la siguiente manera: "Limbo Incorporated": es el lugar donde se encuentran los cuerpos abandonados y descartados. "Showplace Incorporated": es un mercado de cuerpos abierto a conversaciones en tiempo real entre los distintos seres creados. Finalmente existe la "Necrópolis Incorporated": lugar donde los usuarios pueden elegir como desearían que sus cuerpos muriesen.
  • "Sensorium" Este es un proyecto iniciado en el año 1996 por un equipo del Pabellón Japonés IWE, el cual responde a la tendencia de motivar a una conciencia ecológica y a la creación de una comunidad planetaria: "Extender las capacidades de la red como circuito que permita sentir el mundo" según sus creadores. Las obras que realizan estos artistas (el antropólogo Shinichi Takemura y el grupo Project Taos de Tokio) dentro del marco del proyecto Sensorium, están abiertamente influidas por el pensamiento oriental acerca de la espiritualidad de la naturaleza y sus fenómenos. Utilizan la red para mantener en sus sites información actualizada y en tiempo real de los signos vitales del planeta. Algunas de sus obras son:
  • "Beware Satelite" Esta obra trabaja con información brindada por el satélite NOA, que envía la detección de la temperatura terrestre, de esta manera los usuarios conectados a la red por medio de módulos termoeléctricos experimentan físicamente los cambios térmicos de la tierra registrados por el satélite.
  • "Breathing Earth" Animaciones que ilustran dos semanas de actividad sísmica mundial, y que representan para los artistas la respiración del planeta.
  • "Net Sound" El sonido producido en la red es tratado como un organismo vivo que evoluciona.
  • "Web Hopper" Representación grafica en tiempo real de las distintas vías que sigue la información dentro de la red.
  • "Star Place" Obra en donde los usuarios pueden experimentar de manera sensorial la velocidad a la que viaja la tierra por el espacio.
  • "World Ear" Este trabajo exhibe una colección de sonidos de todo el planeta.
  • Por otro lado pero dentro del mismo ámbito de Internet nos encontramos con las combinaciones citadas anteriormente en un paréntesis, esto es cuando me refería a dos o más técnicas todavía inexploradas: composición colectiva y espacio virtual.

    Al respecto pondré como ejemplo el caso del artista español Sergi Jordá (Madrid 1961) quien en el año 1997 trabajó en la composición de la música para el grupo de teatro experimental La Fura Dels Baus. El proyecto se denominó FMOL (F@ust Music On Line) el que luego formaría parte de la obra "Fausto versión 3.0", en la cual el grupo catalán estaba trabajando paralelamente. Como director de la creación, Jordá desarrolló un software interactivo que constaba de una interface gráfica para utilizar en conjunto con otros usuarios de la red. Luego lanzó al espacio virtual (Internet) las consignas sobre la utilización del software, y de que manera cada uno de los integrantes (usuarios) en cualquier parte del planeta podían interactuar con esta interface generando sonidos y/o melodías, los cuales se iban almacenando en archivos. Durante algún tiempo Jordá testeó la evolución del proyecto y observó como sus "co-compositores" tomaban una rutina creativa y encaraban con rigurosa seriedad el trabajo. Estos archivos sonoro-musicales formaron luego parte integral de la música total de la obra, junto con otras partes compuestas en privado por Jordá. Finalmente cuando el trabajo estuvo concluido, las personas que participaron a través del ciberespacio, fueron parte integrante del "copyright" de la obra, con el consecuente cobro de los derechos por cada vez que ésta era presentada en vivo en algún lugar.

    Las características explícitas que poseen las obras que describí, las hacen acreedoras de un lenguaje artístico nuevo, propio de la era tecnológica en la cual se gestaron, y como propio, inseparable e imposible de analizar sin tener en cuenta el momento histórico. No es adecuado conformarnos con buscar teorías racionalistas que expliquen una casualidad, así como una superficialidad en la creación de los distintos lenguajes. Un proyecto como FMOL no podría haberse gestado en el siglo 19, de la misma manera que no poseíamos el cine en el año 1650, como tampoco hoy poseemos "versiones originales" de música del siglo 13. Estos ejemplos, acaso extremos, nos hacen reflexionar sobre nuestra condición de seres creadores, la idea de la incorporación constante y la expansión (el árbol de Piscitelli), a través del tiempo.

    Un texto de investigación de Walter Benjamín, nos muestra de manera explícita de que manera los nuevos elementos tecnológicos que se incorporan al ámbito artístico, (en este caso la técnica cinematográfica) son tratados objetivamente pero dando cuenta de una aparente superficialidad, superficialidad que poseen en contraposición con otras técnicas ya "exploradas", como la teatral.

    "El rodaje de una película, y especialmente de una película sonora, ofrece aspectos que eran antes completamente inconcebibles. Representa un proceso en el que es imposible ordenar una sola perspectiva sin que todo un mecanismo (luces, ayudantes, etc.), que no pertenecen a la escena filmada, interfiera en el campo visual del espectador. Esta circunstancia hace, mas que cualquier otra cosa, que las semejanzas, que en cierto modo se dan entre una escena en el estudio cinematográfico y en las tablas, resulten superficiales y de poca monta. El teatro conoce por principio el emplazamiento desde el que no se descubre sin mas que por la ilusión de lo que sucede. En el rodaje de una escena cinematográfica no existe ese emplazamiento. La naturaleza de su ilusión es de segundo grado, un resultado del montaje. Esto significa: en el estudio de cine el mecanismo ha penetrado tan hondamente en la realidad que el aspecto puro de ésta, libre de todo cuerpo extraño, es decir técnico, no es mas que el resultado de un procedimiento especial, a saber el de la toma por medio de un aparato fotográfico dispuesto a ese propósito y su montaje con otras tomas de igual índole. La realidad en este caso es en sobremanera artificial, y en el país de la técnica, la visión de la realidad inmediata se ha convertido en una flor imposible".

    Walter Benjamín

    De este párrafo podemos extraer detalles bajo este nivel superficial del cual hice referencia antes de la cita. Estas comparaciones marcan, entre la técnica teatral y la cinematográfica, la renovación de un lenguaje escénico y actoral. El análisis de Benjamín observa una reproductividad técnica del material fílmico, y un conjunto de factores tecnológicos imposibles de manejar por el lenguaje teatral. En contraste, cuando se refiere a la realidad inmediata (actoral-ilusoria) que el mundo del teatro puede lograr por sobre los aspectos técnicos del cine, está diciendo justamente eso, que un nuevo lenguaje se impone por oposición, por reestructuración, por lograr alcances distintos de los cuales se opone, de aquí que sea una renovación/transformación y no un corte tajante con lo previo. De esta manera es esperable, en este caso, que el cine no pueda tratar con lo ilusorio (en primera instancia) y con la inmediatez de la obra ejecutada en vivo. Al ser un nuevo lenguaje no es ésta su función artística y por ende no debe confundirse su estructura para el análisis de las diferentes formas en que éste se presenta.

    Conclusión

    En estas conclusiones quisiera rescatar algunas cosas que estuvieron presentes en el texto, y que ahora a modo de síntesis se podrán ver claramente cuando las enumere. En primer lugar, una extracción rápida del análisis, da como resultado, al menos dos aspectos en donde el impacto tecnológico produce un efecto positivo:

  • Acceso veloz a las distintas formas de arte, con su consecuente posibilidad de reproducción, este aspecto de todas maneras tiene algunas características variables, según el tipo de obra.
  • Mayor cantidad de facilidades y herramientas destinadas al trabajo creativo.(depende luego de cada artista como se relaciona con ellas)
  • Luego, un análisis mas profundo de las conclusiones nos debelará los impactos subjetivos que se encuentran en la ampliación de las posibilidades artísticas, la creación de lenguajes, y la combinación de procesos que muchas veces llevan años de gestación. Estos procesos, cuando irrumpen, dotan de todo un mundo de nuevos sentidos para la exploración, esto ocurrió, por ej, con la fotografía en su momento, que combinándose luego con otros procesos técnicos, dieron lugar al desarrollo del cine. Considero que se desprende del trayecto del análisis, el carácter dinámico de los procesos artísticos; Son estos procesos los que son encarados inevitablemente en cada época por un conjunto de artistas que en cada momento de la historia accionan a modo de punta de lanza sobre aspectos tecnológicos novedosos. Lo mas interesante de estas incorporaciones, es que en muchos casos los procesos resultantes, son material de relectura sobre los aspectos mas característicos del arte de una época.

    Estos fueron los primeros tópicos que quise mostrar en esta instancia, arribo así a la conclusión de que por medio de los procesos dinámicos de la cultura, nos encontramos hoy disfrutando de las mas variadas formas artísticas, muchas de las cuales serán sin duda analizadas varios años adelante. De esta manera existe numerosas veces sin darnos cuenta una técnica, un elemento técnico, una forma mínimamente organizada que el hombre utiliza para la transmisión de su ser, y de su particular forma de pararse ante los acontecimientos de su tiempo y de su cultura en el mundo.

    Referencias

  • Alejandro Piscitelli; "Ciberculturas en la era de las máquinas inteligentes" Pág. 124-125
  • Dery Mark; "Metal Machine Music: el ciberpunk y los sinterrockers de cuero negro"
  • Derrik de Kerchove; "Inteligencias en conexión"
  • Jonathan Crary; "El eclipse del espectáculo"
  • Juan Martín prada; "El net-art, o la definición de los nuevos medios"
  • La Ferla; "Arte audiovisual: fenomenologías y discursos" Libros del Rojas, Buenos Aires, 1998.
  • Lilia Pérez Romero; "Proyectos en la red y de web-art: breve itinerario"
  • Peter Lengyel; "La música y la sociedad: del trovador andante al ídolo de Juke-box" El Correo (UNESCO 1962) Pág. 13
  • Raul Beceyro; "La historia de la fotografía en diez imágenes" La nueva biblioteca Centro Editor de América latina
  • Walter Benjamín; "Discursos interrumpidos" 1989 Cáp.11, Pág. 42
  •  

    SUBIR

     

     –